AdoptáUnChico.com.ar

Sexting: tips para tener una buena experiencia

Bueno amiga, comencemos por el principio. Seguro que alguna vez la conversación con tu pareja o este chico con el que estás empezando algo se puso, digamos, más interesante de la cuenta. Sabemos que si fuera una peli ya habría saltado el cartelito de “no recomendado para menores de dieciocho años”. El término sexting es un anglicismo que une las palabras ‘sex’ y ‘texting’ (sexo+texto).

Es conveniente que valores todas las posibilidades antes de hacerlo para que tu experiencia no sea un ‘fail’. No quiero asustarte, pero hay mucha gente mala en el mundo y tenés que pensarlo dos veces antes de mandar algún mensaje comprometido a alguien. No descartés jamás que esto pueda ser utilizado en tu contra por algún bobo despechado. Asegúrate que el destinatario sea alguien de confianza y seguí estos tips:

Cómo saber si es demasiado pronto. Si no podés fiarte de un chico o no estás segura si es buena persona, no te expongas. Es un privilegio para él recibir este tipo de mensajes, así que resérvate para cuando tengan más confianza.

¿Sexting antes de tener sexo por primera vez? Normalmente el intercambio de mensajes de este tipo se da cuando ya tuviste relaciones con esta persona. A pesar de esto, si es de mutuo acuerdo, está bien si decidís hacerlo antes de tener un encuentro sexual.

Cómo empezar el sexting. No hay nada mejor que encaminar la conversación hacia terrenos sexuales con un “te extraño”. Esto no falla. Aunque viva en tu barrio, decíselo. O recordale el increíble sexo que tuvieron un día.

Elegí el momento adecuado. Podés enviarle un mensaje picante de repente, en el sexting el factor sorpresa es genial. Pero siempre que sepas que no habrá algún indiscreto mirándole de reojo la pantalla del celular. Asegúrate de que no esté en una reunión, el bautizo de su sobrino o en un funeral.

Comprobá dos veces el destinatario. Vas a querer que te trague la tierra le llega algo demasiado insinuante a tu compañero de trabajo o al grupo de WhatsApp de tu familia.

Sé clara. No uses abreviaturas del tipo “m aptce muxo vert”. En el sexting no hay necesidad de escribir como una adolescente.

Ojo con enviar fotos: protégete. No envíes fotos en las que salga tu cara. NUNCA. No lo hagas. Aunque te lo pida. Aceptamos una foto en la que aparezca tu boca. Pero no más arriba. Incluso si te fías ciegamente de un chico, no sabés si algo puede fallar y la foto acaba en malas manos.

Si te gustó este artículo, probablemente también te interese:

Las situaciones más vergonzosas cuando estás empezando a salir con tu chico, ¿te pasaron?

Fantasías de una sapiosexual

back to top