AdoptáUnChico.com.ar

Las situaciones más vergonzosas cuando están empezando a salir con tu chico, ¿te pasaron?

Estamos de acuerdo que el principio de una relación es la parte más emocionante. Se empiezan a conocer, no hay peleas y relees sus mensajes hasta que te los aprendes de memoria. Pero la falta de confianza con tu chico también conlleva una serie de situaciones que te hacen pasar vergüenza, mucha. Acá les presentamos una selección de los mayores fails que se dan en el comienzo de todo romance del siglo XXI:

CUANDO NO SABÉS CÓMO DESPEDIRTE O SALUDARTE

¿Un piquito? ¿Beso en el cachete? ¿Me tiro a sus brazos? ¿O le choco el puño? Tranqui, ninguno de los dos sabe cuál es el protocolo al principio del romance. Lo mejor es acercarse lentamente y que pase lo que tenga que pasar. Llevar la iniciativa está buenísimo.

CUANDO SENTÍS LA LLAMADA DE LA NATURALEZA

Típico que estás en la cama con tu chico en mitad de una serie y te entran unas ganas tremendas de ir al baño. O de tirarte un pedo. O de las dos. Si pasás mucho tiempo en casa esto te pasa fijo. Las mujeres TAMBIÉN CAGAN. Enamorarse es maravilloso para todos menos para tus intestinos.

CUANDO TE CUENTA COSAS DE SU VIDA QUE YA SABES PORQUE SOS UNA STALKER EN POTENCIA

—Me fui de intercambio a Alemania

Pero vos ya sabés qué asignaturas aprobó, la nacionalidad de cada uno de sus compañeros de residencia y que la noche del 12 de abril perdió una apuesta y le tocó ir por su barrio en boxer.

—¿Ah, sí? ¡Qué copado!, ¿y cómo fue la experiencia?

Seguí así que terminas con un buen Oscar.

CUANDO NO SABÉS SI ES DEMASIADO PRONTO PARA DEFINIR LA RELACIÓN

Ya llevan juntos un tiempo, hablan todos los días y a veces van agarrados de la mano, pero todavía no tuvieron LA CONVERSACIÓN. Querés que todo fluya, pero a la vez te morís de ganas por saber si se ve con otras chicas, si sólo son amigos o si quiere algo serio. Miniconsejo: hablar las cosas pronto te ahorra hacerte la cabeza en el futuro.

CUANDO TE TOCA HACER EL PASEO DE LA VERGÜENZA

Paseo de la vergüenza: el recorrido matutino que una persona hace a su casa llevando la ropa de la noche anterior. No tenías planeado dormir fuera y por cosas de la vida terminas pasando la noche con tu love. Te pusiste un killer outfit que ahora más bien está killing tu dignidad y llevabas una cartera tan chiquita que apenas te entraba el celu. Pelos de loca, rímel corrido y una sonrisa de oreja a oreja que te delata.

CUANDO SU NOMBRE SALE PRIMERO EN TUS BÚSQUEDAS RECIENTES

Si estás muy enamorada del chico en cuestión estarás todo el santo día entrando en su Instagram a hacer el control de rigor y saldrá primero cuando vayas a mostrarle algo. ¿Me traga la tierra ya, por favor?  No, no tenés remedio. Sí, vas a seguir stalkeándolo. Al menos acordáte de borrar las búsquedas recientes antes de quedar con él, amiga.

Si te gustó este artículo, probablemente te interese: 

Entonces ¿qué somos? Pasos para definir tu relación

Sexting: tips para tener una buena experiencia

back to top