AdoptáUnChico.com.ar

AdoptáUnChico.com.ar

Cómo afrontar el final de una relación en 4 pasos

Todos sabemos que terminar una relación duele. No importa el cuánto duró, sino la intensidad con la que se vivió. En cualquier caso, la ausencia del otro conduce a una fuerte tristeza. Algunas relaciones terminan bien, otras mal, y puede suceder inesperadamente o después de haberlo intentado varias veces.

Sin embargo, siempre decimos "más vale tarde que nunca" y por eso en AdoptáUnChico queremos compartirte 4 pasos básicos para afrontar el final de una relación de la mejor manera.

Tómate tu tiempo

El dolor puede no desaparecer rápidamente, especialmente cuando se trata de sentimientos profundos. Pero incluso, si lo único que quieres hacer es llorar, llegará un momento en el que tengas que empezar de nuevo y debe ser desde ti misma. Por esta razón, tómate tu tiempo y deja que el dolor y los recuerdos se vayan desvaneciendo hasta que dejen de doler tanto. Amarte es lo más importante, así que haz lo que te haga sentir bien y tranquila. Y luego vuelve a vivir de verdad.

No lo aceches en las redes sociales

La curiosidad y el acecho son característicos, pero ¿acaso te hace sentir bien stalkear a tu ex? Ver lo que hace, a dónde va y con quién está crea un vínculo transparente de control y enfatiza aún más la falta de esa persona con la que ya no estás. Para superar al otro, es bueno cortar todo lo que los une por un momento, para eliminar de una vez por todas ese sentimiento y enlace que tienes hacia él.

Haz una lista bien pensada

Cuando una relación termina, te haces muchas preguntas, pero de lo que sí estás segura es de lo que ya no quieres en otra futura. Crear una lista de lo que sí y lo que no quieres en una relación te ayudará a tomar conciencia de ti misma y de lo que realmente sueñas tener en el futuro. Además, te hará darte cuenta aún más de que romper con tu ex probablemente fue la mejor decisión.

No te culpes demasiado

Se ha demostrado que cuando las dudas sobre la persona se imponen en una relación, al final, solo nos culpamos y nos arrepentimos. Esto sucede porque se ha creado una base de inseguridad. Poder hablar sobre los motivos de la ruptura nos permite analizar con más detalle y ser más conscientes de por qué terminó. Esto te ayudará a afrontarla como un acto inevitable y por lo tanto a superar el final de la historia de una manera más serena y consciente.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Cómo terminar una relación de manera saludable

back to top