AdoptáUnChico.com.ar

Las 4 etapas de una relación ¿Cómo evoluciona el amor?

Estar en una relación requiere compromiso, persistencia y trabajo. Con el tiempo, lo que es completamente natural, cambia y pasa por varias etapas. Expertos en la materia han estudiado este tema y llegaron a la misma conclusión: toda relación amorosa pasa por cuatro fases básicas.

En AdoptáUnChico decidimos descifrarlas para que puedas identificarlas, determinar qué las caracteriza exactamente y sepas qué puedes esperar de cada una.

Etapa I - Euforia

Todo comienza en el amor, casi como una peli romántica. Estamos en un estado de euforia, literal. Los estudios de parejas enamoradas en etapa temprana han demostrado altos niveles de dopamina, que tiene el mismo efecto en nuestro cerebro que la cocaína. Esta fase dura de 6 meses a un año, donde el protagonista es nuestrx chicx, el centro de nuestras vidas. En esta etapa vemos una versión idealizada e ignoramos sus defectos. En pocas palabras, todo es perfecto.

Etapa II - Lucha por la posición

Cuando las primeras y grandes emociones han disminuido, la voz de la razón se hace oír, notamos que nuestra pareja no es un ideal después de todo. La vida cotidiana pone a prueba tu relación. Es el momento en que conocés a sus amigos. Lo más probable es que ya vivan juntos o que se vean todos los días y compartan responsabilidades. Es también un momento en el que cada uno de ustedes fortalece su posición en la relación. Aparecen los primeros malentendidos y peleas. Empezas a notar sus hábitos, especialmente los más molestos e incómodos. Es justo en esta etapa cuando la mayoría de las parejas se separan.

Etapa III - Estabilización

Si, a pesar de algunas adversidades, logran pasar la fase anterior, es señal de que están listos para comenzar un nivel superior en su relación. Es cuando aprenden a tenerse confianza y respetarse mutuamente, y tratan de resolver los conflictos de manera constructiva, tomando en cuenta sus sentimientos. También empiezan a apreciar sus habilidades y cualidades únicas. Esta etapa es un tanto individualista, ya que se acercan a la relación para obtener beneficios individuales. Y también llegan las clásicas preguntas como ¿qué me aporta esta relación?, en lugar de ¿qué podemos construir juntos?

Etapa IV - Compromiso

En esta etapa de la relación ya conocemos muy bien a nuestra pareja, así como los valores que la guían y sus metas de vida. Es el momento en el que mantienen contacto con sus familiares y amigos. Las conversaciones más abiertas y honestas ocurren con bastante frecuencia y no suponen ningún problema para nadie. En esta etapa también hay preguntas sobre planes para el futuro. Es el momento en el que podemos evaluar honestamente la relación y considerar su evolución o directamente decidir cambiar de pareja.

Es cierto que cultivar el amor y mantener el afecto en una relación es un proceso largo y un verdadero desafío. Algunas parejas superan con éxito las peores tormentas, mientras que otras no pasan la prueba. Recuerda que la comunicación está basada en la honestidad. ¡Es clave, no te olvides!

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Sexo de una noche: Tips para una súper experiencia 

 
back to top