AdoptáUnChico.com.ar

AdoptáUnChico.com.ar

Guía de besos en el cine - Parte II

Un beso es un arte y, como todas las formas de arte, el estilo dominante cambia a través de los tiempos. Con cada década, la forma de besar en la pantalla grande va modificándose dependiendo de lo que está sucediendo en la cultura, así como de las restricciones impuestas a los cineastas.

En la década de 1940 un beso no podía durar más de 3 segundos, en 1950 sólo se daba en casa, en 1960 los besos en la pantalla sufrieron una revolución que volvió a sorprender a los espectadores en 1970. ¿Cuál fue su historia posterior? Descubre la segunda parte de nuestra guía de besos de películas.

Década de 1980: besos escolares

Este período vivió un resurgimiento de las películas para adolescentes, desde Sixteen Candles hasta Pretty in Pink, Breakfast Club, Say Anything to Dirty Dancing. Estas producciones no tuvieron miedo de mostrar el incómodo primer beso, El cual, podía ser tomado como un chiste, una broma o como un gran final conmovedor. Si bien muchas personas ignoran este género y su trama algo predecible, estas películas no sólo enseñaron a una generación de jóvenes cómo hacer grandes gestos con baladas románticas, sino que también contaron historias que se adelantaron a su tiempo.

Años 90: besos con la boca abierta

Los 90 en el cine no podían prescindir de los besos con lengua. Las comedias románticas de la época generalmente representaban a una heroína independiente que era elegida por un arribista adinerado. La directora Nora Ephron creó la legendaria trilogía de Cuando Harry conoció a Sally, Sleepless in Seattle y You've Got Mail, que incluía algunos de los besos más emblemáticos del cine. 

Este fue un momento en el que los inicios del Internet estaban impregnando la cultura de las citas, los amantes se comunicaban con teléfonos celulares enormes y las selfies eran más gráficas que nunca. El final de los 90 también trajo Titanic y con él el mítico beso de Rose (Kate Winslet) y Jack (Leonardo DiCaprio) en la proa del barco más famoso de la historia.

2000: besos casuales

Con la llegada de la década del 2000, los besos se volvieron más sofisticados, dando paso a una combinación más artística de labios, lengua y ojos cerrados. El mejor ejemplo de esto es el apasionado beso al revés entre Peter (Tobey Maguire) y Mary Jane (Kirsten Dunst) en Spider-Man, y el ardiente beso de Noah (Ryan Gosling) y Allie (Rachel McAdams) bajo la lluvia. La década del 2000 también vio la apertura del cine a temas LGBT +. Y así, en 2005, Brokeback Mountain entró en las pantallas, aunque allí, las relaciones íntimas estuvieron alejadas de la cámara. No fue si no hasta Moonlight en 2016 y Call Me By Your Name en   2018 que los espectadores pudieron ver no solo besos apasionados entre personajes del mismo sexo, sino también escenas de sexo.

Besar en la pantalla grande puede ser una forma de rebelión contra los ideales conservadores, así como una interpretación única del momento presente. Solo necesitamos observarlos con atención, porque pueden decirnos mucho más sobre nosotros y nuestra sociedad de lo que imaginamos.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Guía de besos en el cine - Parte I

back to top