AdoptáUnChico.com.ar

El swinging

¿Alguna vez consideraste realmente cumplir tus fantasías sexuales, pero no sabes dónde, ni con quién? ¿Te gustaría probar cosas nuevas con tu pareja? ¿Siempre te llamó la atención el concepto del swinging, pero te da un poco de cosa enfrentarte con lo que te encontrarás? No te preocupes, hoy vamos a resolver tus dudas de una vez por todas. Go!

¿Qué es ser swinger?

Lo primero es saber qué es el swinging. Los swingers son parejas que mantienen relaciones sexuales con otras personas. En la mayoría de los casos, ambos están presentes en el encuentro. Alrededor de esta práctica hay todo un estilo de vida que cuenta con clubes y aplicaciones específicas para conectarte con gente que vive de esta manera su sexualidad.

Si querés abrir tu relación y experimentar con el swinging, tenés que conocer la raíz de tu motivación. ¿Están mal en su relación y buscan revivir la pasión? Olvídate. Nunca des un paso hacia las relaciones abiertas para “sanar” o “avivar la chispa”. Tenés que plantear la idea cuando el ambiente esté relajado, unido y equilibrado.

No te olvides de lo básico

Ver a tu pareja haciendo un cunnilingus o una felación puede ser medio shocking (o muy morboso). Si es tu primera vez y no sabés cómo vas a reaccionar, recurre a tu imaginación. ¿Qué sentís cuando pensas en eso? ¿Estás celoso/a? ¿Por qué? Podés apoyarte en libros de autoayuda como El Libro de los Celos de Kathy Labriola o consultar tus dudas con otras personas que tengan más experiencia ya sea en foros específicos o en grupos de Facebook.

No hagas nada de lo que te vayas arrepentir. En serio. Pensalo muy bien y marcá tus límites previamente. Cuando estamos al tanto de todo lo que existe allá afuera queremos experimentar muchas cosas, pero acordate que al día siguiente vas a tener que interiorizar y meditar esa vivencia. Dejá bien claras las reglas del juego con tu pareja. ¿Pueden tener sexo juntos o separados? ¿Les gustaría hacer un intercambio, un trío, una orgía? ¿Creen que tienen el talento de actores y actrices porno, y se lo quieren enseñar al mundo? ¿Cómo se van a decir el uno al otro que esa otra pareja o persona les gusta? Las normas son el pilar fundamental del swinging y deben ser consensuadas y respetadas en todo momento.

¿Qué me voy a encontrar dentro de un club?

¡Depende! Hay clubes cuyo target es de edad más mayor o lugares que parecen boliches y están llenos de gente joven. Ojo, hay algunos que dan asco de la suciedad que pueden acumular y otros que parecen mansiones. Mi consejo es que le dediquen tiempo a la búsqueda por internet. Hablen con personas involucradas en ese ambiente, pregunten por apps, miren las reseñas en Google… 

Cada club tiene sus reglas, pero la básica es la siguiente: si alguien quiere conectar contigo tocará una parte de tu cuerpo. Si no quieres jugar con esa persona, aparta su mano. El consentimiento es fundamental así que, por favor, respetá los límites de cada persona.

Y, por último, llevá preservativos y usá las barreras de protección. Tener sexo es buenisimo, siempre y cuando tengas en cuenta que tu salud es lo más imporante. Unos preservativos y alguna barrera de látex te salvarán de cualquier cosa. ¡Ah! Y cuando vuelvas a casa, ¡báñate! En los clubes swinger hay mucha energía sexual y a veces podemos sentirnos raros/as al día siguiente. El agua limpia las malas vibras, asegurado.

Ante todo, disfrutá, probá cosas nuevas, escuchate y déjate llevar. ¡Seguro que tendrás una experiencia digna de archivar en tus recuerdos vitales!

Seal of approval by Mamá Casquet.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar:

Cómo interpretar el lenguaje corporal en una cita

Los 10 mejores consejos sobre citas 

back to top